jueves, 12 de noviembre de 2009

480. Sobre Una de fútbol-fiebre del martes noche con Fiebre

Jueves 12 de Noviembre 2009. 0:07 hora zulú. Con Fiebre, pero sin temperatura.
Este post va dedicado a mi amiga Fiebre, con todo el cariño.

Hay cosas que no cambian en la vida. Desde siempre, hemos encontrado que los gobernantes han intentado aplacar la ira de sus gobernados dándoles grandes dosis de entretenimiento, para evitar que estas mismas masas sin pan se rebelaran contra el poder establecido . En tiempo de los romanos, era el "pan y el circo", y en los tiempos de hoy, se ha cambiado por el pan y el fútbol.
No importa si estás en el paro, o estás que no puedes caerte muerto, pero si te quitan el fútbol, sacas la bestia o el lado oscuro de la fuerza que todos tenemos dentro y eres capaz de invadir Polonia si te lo proponen.
Uno se ha preguntado siempre qué tipo de erótica o atracción puede tener el ver a once tíos vestidos de pantalón corto corriendo tras un balón y meterlo entre tres palos.( el balón, que no los once tíos), mientras otro con un pito y tarjetitas, va corriendo detrás de todos éstos.
Es un misterio insondable, pero ese misterio genera millones de euros en ingresos y mueve un mercado de miles de millones de euros todos los años. Es un misterio "de pelotas", que a veces produce pitos, entre  los que se cuentan los  del árbitro y  los del "vello púbico", perdón, Bello público.


A Rampy le ha gustado desde siempre el fútbol, pero no para verlo en cantidades industriales, sino en su justa medida... la que tiene un  campo de fútbol: 107 por 72 metros.
Desde pequeñito siempre le ha gustado seguir el equipo de su ciudad, EL MÁLAGA CF.
Y ha asistido a algunos partidos con cierta asiduidad irregular, pero como no tenía nadie con quien ir , pues no ha ido con la regularidad que le gustaría. Más o menos ha ido con una regularidad  muy irregular.
Pero héte aquí que Rampy ha encontrado a unos amigos futboleros, de esos que disfrutan el pre y el post partido y se pasan unos ratos agradables y ha tenido la suerte de poder asistir a algunos encuentros, pero ha tenido la mala suerte de no ver ganar su equpo en ninguno... hasta el momento. Por el momento lleva una efectividad de dos de dos, es decir, dos partidos vistos, y dos partidos en los  que su equipo ha perdido.
A Rampy esa circunstancia, no le preocupa, pero a uno de sus nuevos amigos le empieza a mosquear, hasta el punto de que , si eso sigue así, nuestro atribulado amigo se va a llevar la fama de "gafe", como el sponsor actual que lleva el Málaga  CF, ya que desde que lo tiene, Le Málaga CF. no ha ganado ningún partido.
Recientemente, Rampy, tuvo el inmenso placer de conocer a FIEBRE, una amiga bloggera, única e irrepetible, siendo este tipo de personas que no te dejarán indiferente,  y que además es vecina suya , siendo  casualmente  "fiebre" del Málaga y no perdiéndose  ni un partido, ni aunque esté "Partida" por la mitad.
El pasado Martes tocaba copa del Rey y el Málaga jugaba contra el Zaragoza.
Como uno de l@s compis del fútbol no podía asistir, le pidió a Rampy si quería venir y éste aceptó. Nuestro amigo se puso muy contento , porque pensaba que iba a pasar una noche divertida compartiendo un buen rato con sus amig@s, pero lo que Rampy no sabía es que hay una ley de Murphy que dice : "Cuando una cosa quiere salir mal, sale mal". Veremos ahora por qué.

Da la casualidad de que no se trataba de un partido de temporada, sino que tenía que pagar un pequeño recargo de dinero,  siendo menor si eras socio que si no lo eras.
Su amiga Fiebre le había dicho que estaría allá con tiempo porque tenía que sacar la entrada, y Rampy quedó con ella que se verían a partir de la siete. El encuentro estaba programado para las ocho de la tarde ( el de fútbol).
Días antes, Fiebre le había preguntado a nuestro amigo si tenía coche, porque nunca se lo había visto, y Rampy dijo que sí, cosa que le dejó muy sorprendida , porque ella pensaba que nuestro amigo no tenía vehículo.
Entonces Rampy pensó que ese día  sería un buen ídem para coger el coche, porque el partido iba a terminar un poco tarde.
Lo cierto es que a Rampy le gusta conducir y lo único que no le gusta es no encontrar aparcamiento, así que algunas veces aparca un poco más alejado del lugar donde ha quedado y se da un "pequeño paseo".
Con ese pensamiento, cuando llegó a un punto que él creía que estaba cercano al estadio de la Rosaleda, y al encontrar hueco, no se lo pensó dos veces y aparcó a  INMO en ese lugar.
Luego, se dio un "pequeño paseo" de aproximadamente unos 5 km  y una hora de duración, porque no se dio cuenta de que el lugar estaba más lejos de lo que él pensaba , lo que le hizo recordar la pequeña anécdota que pasó con su amigo ALIJODOS y la visita a su amiga MÓNICA.
Y después de llegar casi con la lengua fuera y más sudado que un pollo de Carrefour, nuestro amigo Rampy se encontró con su amiga Fiebre ,que le esperaba en el lugar concretado, mientras se estaba leyendo un libro, acompañado de una buena bebida "SARKiana", que era "cutie, cutie"(1), pero que casualmente no es la favorita de SARKozy, o "zy"?" no lo zabemos".
Como nuestro amigo Rampy no había sacado la entrada todavía, siguiendo el consejo de Fiebre se puso en cola. Previamente , Fiebre le había dicho lo siguiente : "debes colocarte en la fila que pone "venta de entradas"., cosa a lo que Rampy asentió.
Dirigiéndose hacia la taquilla, Rampy se encontró con una miríada de gente. Según parece todo el mundo pensaba que nadie iba a asistir a este partido y entonces dejaron para sacar su entrada cuando ya faltaba muy poco para que empezara el partido, pero al final, resulta que asistió al estadio más gente de la prevista y se formó la marabunta del siglo.
Rampy se colocó en una de las colas, preguntando a un señor si era el último de la fila, y esperó pacientemente a que la cola corriera, pero parece que la carrera de la cola era de tipo de caracol, porque iba más lenta que un desfile de tortugas reumáticas.
Estando en la cola, ocurríría  una serie de cosas extrañas, dignas de estudios de los Agentes Mulder y Scully, puesto que por arte de magia  la cola se bifurcaba hasta en siete ramales, y había un trasiego de gente que aprovechaba que tenían amigos en la cola para sacar entradas, de forma que el pobre Rampy , por hacer las cosas bien, se quedó clavado en el sitio, no sabiendo por dónde tirar.
Y la impaciencia iba haciendo mella en las personas de la cola conforme se acercaba la hora del encuentro de fútbol,  hasta el punto de que nuestro amigo fue testigo de un suceso completamente bochornoso por el que nuestro singular aventurero sintió vergüenza ajena.
Y es que como las personas que estaban atendiendo las  taquilla eran chicas- es decir mujeres, siendo algunas también pequeñas de tamaño-, empezaron a surgir voces, principalmente masculinas , diciendo barbaridades como "mujer tenias que ser" , o " qué haces, te estás pintando los labios, niña!, cosa que, repito, avergonzó mucho a nuestro amigo.Habrá muchas leyes de igualdad y eso, pero hay cosas que parecen que no cambian.
Y es que una cosa es la teoría, y otra, bien distinta, la práctica. Y en cuestión de teoría, prácticamente, no la practican demasiada gente y todo queda en papel mojado, o en entrada de fúbol sin imprimir, quizá porque algunos piensan que las leyes están para "saltárselas a la torera", y otros piensan que las normas  no van con "èl/la".

Faltando unos diez minutos para el partido, alguien de la cola dijo que sólo quedaban entradas de preferencia de unos 20 euros, lo que simplemente fue una estrategia de un listillo para "quitar gente de enmedio, pero a Rampy le pilló de "pardillo" y se quitó de la cola.
Saliendo de la cola , después de salir de una fila de gente y con la sensación de una oruga tras salir de la crisálida y convertirse en mariposa, nuestro atribulado amigo salió por fin, y se encontró a Fiebre, que venía sin termómetro, y  que lo esperaba para entrar, pero Rampy le dijo que lo único que había podido sacar eran conclusiones negativas, además de algún que otro pisotón.
La pobre Fiebre, incluso había tenido el detallazo de traerle un bocadillo para el fútbol, así que éste le devolvió el carnet a su amiga , y entraba al partido , mientras Rampy se quedaba en los aledaños de la Rosaleda para esperar a sus amigos tras el encuentro.
Fiebre le había comentado que en un bar cercano lo podía ver y  que lo podía esperar allí hasta el final del partido y luego volver al lugar de encuentro de sus amigos.
Rampy prefirió esperar hasta el primer tiempo, y en ese intervalo fue testigo directo de una serie de acontecimientos  que llamaremos "expedientes x:
a) Unos minutos después de empezar el partido, mientras estaba sentado cerca del estadio, una de las niñas de uno de los kiosqueros que vendían banderines y chucherías, como poseida por un ser maligno, se acercó  peligrosamente a nuestro amigo Rampy y , casi sin pensárselo, le hizo  un amago de meterle el dedo en el ojo. Sólo la pericia de nuestro amigo evitó el disfrutar del resto de la velada con un ojo morado.- Si le hubieran puesto, además, encima"verde", tendría la ventaja de ir vestido con los colores de la bandera de Málaga- Este mismo hecho se repetiría minutos más tarde, bajo la atenta mirada de la madre de la criatura, que le reía la gracia a la niña. Sólo la educación y el buen decoro evitó que Rampy le dijera unas "palabritas" a la susodicha mujer, y se acordara de sus difuntos- de los de la mujer, se entiende-
Mientras, el padre de la "criatura poseída", que parecía que estaba "cogiendo alúas",a unos 3 metros,  llamaba a la pequeña a grito pelao, y ésta, se hacía el sueco, sin saber nisiquiera dónde está Suecia. Este suceso le recordó a Rampy ese famoso chiste que dice:
-Jaimito, hazle una "gracia" al niño
y va Jaimito y le mete el dedo en el ojo.
Bueno, intentándose recuperar del susto del ojo, nuestro amigo Rampy siguió esperando hasta que terminara la primera parte. En ese intervalo, veía la gente pasar de un lado a otro, pero sin "pasar del fútbol. Incluso vio pasar a un pedigüeño que le preguntó por quién jugaba y el resultado del partido, y al decirle nuestro amigo que iba empate a cero, espetó el otro con tono enfadado: MIERDA!, mientras seguía su camino "pitao" con su muleta a velocidad del rayo, y todo esto sin comerse un "espeto" de sardinas, ni tampoco un "espetec" casa Tarradellas.
Un poco más tarde de ese suceso, se presentaron dos personas que estaban esperando algo y se sentaron justamente al lado de nuestro amigo.  Rampy siguió esperando pacientemente, mientras que los dos hombres parecían impacientes, como esperando algún tipo de "entrega sospechosa". Afortunadamente, al cabo de un rato se marcharon sin pensar volver, ni tampoco "devolver".
Como estaba un poco cansado de esperar, Rampy  se levantó a buscar el bar que le había dicho Fiebre y ver el partido desde allí., pero al llegar supuestamente al lugar,  vio que estaban poniendo el partido del Real Madrid, que por cierto, no se clasificó para la siguiente ronda, y  entonces fue cuando se volvió hacia dónde estuvo anteriormente.
Volviendo allí, estuvo observando lo que hacía la gente hasta que vio algo que le llamó la atención.
De una de las esquinas de la Rosaleda había salido un señor golpeando todas las taquillas con un palo para ver si abría, y al detenerse en la número 3 se lio a palazos, hasta que pudo abrirla y metió la mano, no se sabe cómo ,  y sacó un puñado de entradas sin imprimir, que iba repartiendo a los pocos que pasaban y luego, con toda la "Jeta", se presentó en una de los accesos al estadio, pretendiendo entrar, y  al serle negada la entrada por los vigilantes, se fue el hombre enfadado, no entendiendo que no pudiera entrar, teniendo él una entrada, una de las cuales puedes verla aquí
Mientras tanto, en ese intervalo, se oían todo tipo de gritos y consignas en el estadio. tipo "Muñiz vete ya!" y este tipo de cánticos de "cariño" hacia los entrenadores y los jugadores.
Pocos minutos antes del final, ya había gente saliendo de los accesos del estadio.
Cuando terminó el partido, Rampy se reunió de nuevo con Fiebre y sus amigos. Y se podría decir que Rampy estuvo con " Fiebre  del martes  noche. ",pero sin bailar "staying alive".
Fuera de bromas, al contar el relato de nuestra historia, su amiga Fiebre se descojonaba de la risa, y todo porque Rampy no sólo no se había puesto en la cola adecuada para conseguir las entradas, sino que también había ido al bar equivocado, cosa que Rampy achacó a la empanada mental que llevaba encima, a pesar de no haber bebido una gota de alcohol, pero gracias a eso vivió el episodio del ojo con la niña y el misterio de las entradas con la que no pudo entrar.
Lo más curioso del caso es que uno de los acompañantes de Rampy a ese partido, llegó más tarde que él y consiguió la entrada. LClaro, su amigo sí se había puesto en la cola correcta.
Tras estar un rato hablando de lo humano y lo divino, y al ver que los dueños del bar donde estaban les estaban enviando señales sutiles de que iban a cerrar ( estaban recogiendo las sillas) , se levantaron del lugar y ya cada uno se fue para su casa.

Ahora sólo faltaba el "ligero paseíto de 5 km" de vuelta para volver a llegar a Inmo y llegar a su casa.
Afortunadamente, uno de los amigos que acompañaba a Fiebre, se ofreció para llevarlo al lugar donde se encontraba el coche y pudo  entonces volver sano y salvo, sin necesidad de hacer ejercicio nocturno de "marcha a pie" con "pruebas sorpresas", tipo asalto a mano armada, o con la Armada a la mano.
Minutos más tarde, y gracias al poco tráfico rodado que había en la carretera, nuestro amigo Rampy pudo llegar sano e incólume a su casita.
Y colorín colorado, este rampypost con Fiebre se ha acabado.
Y como colofón a mi rampypost, pues al estar con Fiebre, aunque no fuera del sábado noche, sino del martes, no podía faltar esta canción
El resto, es silencio
Feliz Jueves.
(1) cutie: palabreja inglesa que significa "mona, guapa", bombón, es informal.
Ps. Para tod@s aquell@s que no conozcan el blog de mi amiga FIEBRE, os lo recomiendo. No os dejará indiferentes.
Y para rematar un rampychiste:
Por qué CARLA BRUNI cree que SARKOZY es una marca de WHISKY?
porque lo llama "cutie sark"



Si te gustó lo que leíste ,siempre puedes suscribirte a mi feed.
!

24 comentarios:

  1. Pues yo la neta con el fucho como k no... agua y aceite completamente... realmente no comprendo que tiene de bueno ver a esos tipos tras el balón.... desafortunadamente la mercadotecnía nos ha hecho esclavos y hemos hecho generar millones de $$$ a unos cuantos..... pero en fin esa es la fiebre del fucho... en fin a cada santo su milagro....

    ResponderEliminar
  2. Ay Madre! a veces el pobre Rampy no dá una a derechas...jaja Besos

    ResponderEliminar
  3. Qué cosa más larga hijo... te pones y esto no tiene fin... conste he llegado hasta el final. Yo no soy futbolero de ver el fútbol, en cambio de sí de ver futbolistas, tienen un yonosequé... será el estar tocando pelotas siempre, no sabía decirte.

    E fin, al final se nos quedó fiebre sola... y eso a ella... me imagino que le dio igual... iba a gritar lo mismo.

    ResponderEliminar
  4. menudos dos os juntasteis, dios que peligro ajajjaa y ¿eso de aparcar a 5km del sitio donde vas? jajjajajajjjajj

    un besazo rampy guapo

    ResponderEliminar
  5. Ofú...Que peripecia...Jajajajaja, y que bien lo has contado. Tienes un arte que no se puede aguantar...

    Muchos besitos Rampy.

    ResponderEliminar
  6. joder que peaso de post pero la verdad es que la ocasion se lo merecia...menudo rollo no poder entrar, menudo coñazo la niña y sus padres, menuda los del bar que pusieron el madrid en vez de su malaga, menuda la que lio el tio que rompio la taquilla, menudo el bocata que no te comiste, y menuda la noche..que noche...al menos te dio para este post...un abrazo amigo...

    ResponderEliminar
  7. Ja,ja,ja,Rrampy.
    Toda una aventura.
    Yo soy futbolera,(de hecho voy todos los domingos al Bernabéu a mi abono con mi marido)y también he pasado por situaciones surrealistas y tragicómicas.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. GEORGE Todavía no logro entender cómo ese deporte puede paralizar a un país entero, pero en fin es todo un milagro. Un rampyabrazo.
    --------------
    Winnie Es que a veces se tuerce el día y no hay manera por mucho que lo intentes. Un rampybesote
    --------------
    2Soles Tengo constancia de que a FIEBRE le dio penilla, pero en el fondo se partía la caja con mis peripecias. Un rampyabrazo.
    ----------
    Amparo Es que todavía no controlo bien las distancias, pregúntale sino a mi amigo ALIJODOS. Un rampybesote.
    ---------------
    Ana Se me fue la mano con el post, pero creo que mereció la pena. Un rampybesote.
    ----------------
    ALIJODOSBueno, fue una noche accidentada, pero afortunadamente no me pude aburrir y me dio para contarlo en un post.
    Un rampyabrazote.
    -------------
    NATALIA Es que vamos que a cualquiera que se lo cuentes, no se lo cree. Debe tener uno un imán especial para estas cosas.
    Un rampybesote.

    ResponderEliminar
  9. ALIJODOS Un inciso: el bocata, sí que me lo comí, pero a posteriori, mientras comentábamos el encuentro y hablábamos de lo humano y lo divino.
    Un rampyabrazo

    ResponderEliminar
  10. jajajaja... no sé si reir o llorar de tu odisea. De verdad, la próxima vez que queráis ver un partido quedar en casa de alguno, compráis un par de pizzas y unas cuantas cervezas, patatas fritas y demás, una buena tele y te aseguro que lo pasarás de put...mad... ¡y verás el partido!

    ResponderEliminar
  11. Ay, mi cielo, este año el Málaga baja a segunda... Ojalá me equivoque...

    Xiquillo, a despistáo no hay quien te gane, jajajajaja.

    Genial, como siempre.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Jajajaja si es que te pasa cada cosa...

    ResponderEliminar
  13. Lakacerola Bueno, tiene la ventaja de que nunca te aburrirás, proque siempre estás muy entretenido. Un rampybesote.
    ---------------
    Carlos Fox Y que lo digas, amigo mío. Un rampyabrazo.
    ------------------
    Sofia Yo espero que reaccione, antes de que sea demasiado tarde. Un rampybesote.
    ----------
    KASSIOPEA Gracias a eso, me salen estos post que me salen.
    Un rampybesote.

    ResponderEliminar
  14. Jajaaj, vaya aventura la tuya. A mí el futbol como que no...pero en cambio me gusta el motor, todos tenemos fallos ;o)

    ResponderEliminar
  15. Y todo esto en un rato???
    Increible lo que da de sí el tiempo, a veces.
    Jaja, imagino tus caras ante tanto incidente.
    un abrazo y más suerte para la próxima.
    (No me gusta nada el futbol ;) )

    ResponderEliminar
  16. Jjajjaja, ains, con lo que me río siempre contigo, ajjajajaja.
    Por cierto, soy una futbolera acérrima, conste.

    ResponderEliminar
  17. Si es que el futbol da para mucho...!!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Rampy! Es que cuando todo tiene que salir mal, todo sale mal, Murphy no se equivoca. Me has hecho reír de buena gana con todos los detalles. Besotes amigo

    ResponderEliminar
  19. ¡Ay señó! Si es que la culpa es mía.
    Se me ocurre pasar la mañana haciendo filetes empanaos, y claro, te llegó el olorcillo y te quedaste empanao p´al resto de la tarde.

    Menos mal que al salir del estadio ya me había comido el mío, si no me atraganto con el bocadillo, el Cutty Sark y el susum Corda.

    Si no fuera por estos ratillos...
    Muchas gracias por tu dedicatoria. Me he escogorciao leyéndote. ´Eg´que era para verte la carita.
    En fin, yo sigo intentando arreglar el blog...veremos a ver en que queda la cosa.

    ResponderEliminar
  20. No he ido nunca a un partido de futbol en directo y en la tele, a poco cómoda que esté, me quedo dormida

    ResponderEliminar
  21. No se que ha pasado, que comente ayer mismo y no aparece mi comentario, por lo que lo volvemos a intentar.

    Rampy, jamás he conocido a nadie capaz de quedarse con tantísimos detalles de una asistencia a un campo de fútbol, y eso sin ver el partido ni na de na. y luego ya, el ser capaz de plasmarlo en palabra como tu haces, vamos, no quisiera yo saber como nos contarías no se, por ejemplo una excursión de estas al espacio que últimamente están tan de moda.

    un abrazo.

    PD. al pulsar "enter" para el coment. me he dado cuenta que ayer no puse la palabra de control... hay que malas son las prisas.

    ResponderEliminar
  22. A ver Rampy, tú me tienes que explicar eso de los 5 km. para aparcar ???

    Dime que todo lo que te ha pasado ha sido en el mismo día ??? JAJAJA. Pero illo, tú eres gafe, aún más que yo.

    Menos mal que que te dio tiempo a comerte el bocadillo que te preparó Fiebre, porque te lo comiste ¿verdad? jeje.

    Bueno esperemos que tu próximo intento para coger las entradas de un partido de fútbol sean más positivas, entretanto te mando un beso muy fuerte.

    ResponderEliminar

Por favor, deja tu comentario tras el cliqueo con el ratón. CLIC! Ya puedes dejar tu mensaje.
Tu mensaje se publicará una vez que lo haya aprobado el editor. Lamento el tener que moderar comentarios, pero me han obligado a hacerlo. Gracias por tu comprensión.